Conoce las variedades de naranjas y sus beneficios para tu organismo

Si hay una fruta que identifique el paisaje mediterráneo es, sin duda, la naranja. Perteneciente a la categoría de los cítricos, es uno de los productos que más consumo tiene en nuestros hogares. ¿Sabrías reconocer las diferentes variedades de naranjas valencianas que existen?

Para empezar habría que hacer una clasificación entre las naranjas de mesa y las que están destinadas para zumo. Dentro de la primera modalidad, la variedad por excelencia del campo valenciano es la naranja Lane Late que se caracteriza por ser de un tamaño mediano-grande, con un ombligo en uno de sus extremos. Su gusto al paladar es muy agradable porque es mucho más dulce y menos amarga que otras variedades. Aunque su consumo es en crudo, también se puede utilizar en zumos y por supuesto para incorporar en recetas culinarias.

Por su parte, la modalidad Sanguina pertenece al grupo de naranjas más recomendadas para hacer zumo. Tiene un sabor mucho más dulce y su apariencia es muy característica. Su pulpa y su piel es de un color rojizo, muy parecido a la frambuesa. Esta curiosa tonalidad la adquiere durante su fase de crecimiento debido a unos pigmentos que contiene llamados antocianinas.

Conoce las variedades de naranjas y sus beneficios para tu organismo

Salud para nuestro cuerpo

En cualquier caso, tanto una variedad como otra tienen propiedades muy beneficiosas para el organismo. Su contenido en ácido fólico la convierte, por ejemplo, en una fruta muy apta para mantener un corazón sano y en forma.

La naranja además es un producto con un alto contenido en fibra. Se calcula que por cada 100 grs, contiene 0,44 grs. de este componente. Su consumo permitirá que nuestro sistema digestivo y tránsito intestinal funcione perfectamente.

Una de los beneficios más desconocidos y que menos se habla es el de ser un complemento perfecto para mujeres que han dado a luz. Esto se debe principalmente a su alto contenido en calcio, uno de los minerales que más necesita recuperar la joven mamá después de tener a su bebé. Comer naranja no sólo le permitirá volver a llenar sus reservas de calcio sino que además transmitirá este mineral al bebé a través de su leche.

Pero no sólo la pulpa de la naranja es buena para nuestra salud. La piel ha demostrado tener también propiedades beneficiosas para el cuerpo humano. Existen estudios, avalados científicamente, que demuestran que la piel de la naranja contiene unos compuestos químicos que alivian los temidos ardores de estómago. Además si se incorpora la piel de esta fruta dentro de una dieta equilibrada impide la formación del colesterol malo, también llamado LDL.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *