Hongos en las uñas

La afecciones fúngicas en las uñas representan el 50% de todas las infecciones en esta zona, representa un mal muy común debido a que en nuestras uñas se alojan alrededor de 200 tipos de hongos y sumado varios factores como lo es la humedad propicia que estos organismos posean las condiciones aptas para poder proliferar. Dentro del mundo fungí que dentro de la escala zoológica ubica a aquellos organismos que no son plantas ni animales, existen 2 tipos de hongos principalmente los cuales son las levaduras y los dermatofitos, los primeros predominan en las regiones tropicales al igual que muchos mohos, mientras que los dermatofitos en las regiones templadas. Por otro lado tenemos aquellos hongos que afectan las uñas de las manos como la Candida albicans y mientras la tinea unguis afecta a las uñas de los pies.

Factores de riesgo

Existen condiciones que vuelven al individuo más propenso a desarrollar este tipo de afecciones tales como.

  • Inmunosuprimidos; diabéticos, adultos mayores. pacientes con vih, personas reciban tratamiento inmunosupresor como aquellos receptores de órganos o pacientes reumatoides
  • Los individuos con pie de atleta pueden desarrollar hongos en las uñas de las manos debido a que este puede propagarse fácilmente adhiriéndose a las uñas después del rascado
  • Traumatismos tanto en la piel como en las uñas o cutículas, dentro de esto se incluye el comerse las uñas.
  • Mantener las manos por mucho tiempo en agua, la humedad contribuye al crecimiento de las cepas fúngicas
  • Calzado ajustado
  • Uso de uñas artificiales

Hongos en las uñas

Síntomas

Se presenta uñas amarillentas o blanquecinas, se tornan frágiles y quebradizas y con el tiempo la lámina ungueal comienza a separarse del lecho de la uña. Puede verse acompañada de celulitis; la cual es una infección de la piel.

Diagnostico

Se establece mediante la clínica, el interrogatorio y las pruebas como el examen directo con KHO al 30% y el cultivo micológico.

Tratamiento

El tratamiento para esta afección es bastante lento y puede durar años debido a que la infección penetra dentro de la uña siendo muy difícil llegar hasta ella por este motivo el tratamiento consta de vías; la tópica y la sistémica. Se incluyen soluciones, ungüentos, cremas, talcos y últimamente se ha venido empleando el láser, estos elementos componen el tratamiento tópico. Para el tratamiento sistémico los antifungicos como el ketoconazol, itraconazol y terbuinafina son los de primera elección para tratar las infecciones micoticas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *