La salud es lo primero, tengámoslo en cuenta

En este blog sobre la salud nos queremos centrar en lo importante que resulta la seguridad social en España y como casi en el resto de Europa. En muchas otras partes del mundo por desgracia esto no es así, lo vemos a diario en nuestros comentarios de nuestros lectores que acuden a nosotros a pedirnos información sobre las distintas enfermedades que aquí  se narran, intentando evitar la consulta del médico.

Hay alternativas a esto, como es contratar un seguro de salud, o pagar todos los meses una cantidad de dinero a las personas que nos contratan y con ello evitar el alto coste que puede causar acudir al médico para cualquier cosa, ya sea importante o menos importante.

La salud es lo primero

La mayoría de las veces los seres humanos no escatimamos en gastarnos cierta parte de nuestras ganancias en cosas que o no son tan importantes, o no nos importa gastarnos, pero el estar cubierto en caso de una enfermedad debería ser una de nuestras principales prioridades, ya que la salud es lo primero, y de lo que más pendiente debe estar cualquier persona.

No solemos acordarnos de la salud hasta que nos duele, por eso debemos tener siempre presente si no disponemos de seguridad pública, contar con algún tipo de seguro privado.

Aún así en países Europeos donde la salud es universal y gratuita, (cada vez menos y nos ponen más impedimentos), es necesario una cobertura especial, muchas de las enfermedades que sufrimos las personas pueden llegar a no ser detectadas a tiempo por el servicio de salud pública. Sobre todo por las largas listas de espera que suelen tener casi todos los hospitales, esto ocurre a menudo en España.

Los autónomos los grandes desprotegidos

Hay una clase social que es la más necesitada de seguros médicos o de coberturas, un autónomo si no puede acudir a su trabajo por algún tipo de enfermedad sigue contando con los mismos gastos que si estuviese trabajando, por lo que hay una serie de medidas a tomar para evitar esta situación, que más tarde o más temprano se suele dar.

Una simple gripe, puede dejar a un autónomo 10 días en cama sin la posibilidad de realizar su trabajo, y esto no lo cubre la seguridad social Española, estar un tercio de un mes sin trabajar una persona que lo hace por su cuenta, puede conllevar un serio problema económico para ese trabajador.

La salud es lo importante

Existen seguros que cubren este tipo de bajas, los cuales hacen frente a los días de incapacidad abonando una cantidad por día proporcional a la cuota que se pague.

Autónomos que conducen cualquier vehículo, ya sea privado o público, taxis, ambulancias autobuses, pueden retirarles el carnet por muy diferentes motivos, o una baja que le incapacite para conducir por lo que es recomendable también una contratación de algún tipo de seguro que le cubra ambas partes, la retirada o la baja por algún tipo de enfermedad que no le deje realizar su trabajo diario.

Hay ser siempre precavido en cuanto a la salud se refiere, nadie está a salvo de un accidente o de una enfermedad, y los pagos acuden igual, ya sea estando trabajando o enfermos, por lo que dejo aquí este tipo de consejos a tener en cuenta si somos trabajadores, tanto por cuenta propia como ajena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *