La tecnología robótica ARTAS demuestra su eficacia y precisión en los trasplantes capilares

La clínica Imema, dirigida por el doctor Eduardo López-Bran, es el primer centro de España y el tercero de Europa en aplicar una tecnología revolucionaria que está ofreciendo resultados asombrosos en los trasplantes de cabello. El robot ARTAS es capaz de extraer miles de folículos capilares con seguridad, precisión y eficacia

 Los especialistas médicos altamente cualificados de la clínica del doctor Eduardo López Bran han logrado colocarse a la vanguardia de los trasplantes capilares gracias a la utilización del robot ARTAS con técnica FUE.

Esta tecnología patentada proporciona una precisión mucho mayor en las intervenciones que otros procedimientos, logrando un crecimiento de más del 95% del pelo trasplantado. Además, tras la operación, el paciente no presenta cicatrices visibles.

La precisión de la extracción se consigue empleando agujas de distintos diámetros y profundidad, que se adaptan a la anatomía folicular del paciente. Además, se trata de una técnica rápida que acorta todas las fases de la intervención, con la comodidad que supone para el sujeto trasplantado. Este procedimiento puede repetirse hasta 2.000 veces a la hora.

La tecnología robótica ARTAS demuestra su eficacia y precisión en los trasplantes capilares

¿Cómo funciona el robot ARTAS?

 

El Robot ARTAS  tiene un brazo mecánico con dos cámaras de televisión de alta definición  instaladas en sus extremos. La información que recogen estas cámaras es transmitida a un procesador informático capaz de analizar hasta 50 parámetros diferentes por segundo.

ARTAS, que ha sido diseñado por la compañía norteamericana Restoration Robotics, cuenta con un simulador 3D que realiza cinco fotografías de la cabeza del paciente antes de la intervención y desde diferentes ángulos. El simulador evalúa la densidad de la alopecia y establece el número de injertos a realizar, siempre bajo la supervisión del equipo de expertos de IMEMA. Además, ajusta la inserción del nuevo pelo a la dirección de crecimiento de su raíz, rechazando bulbos compuestos por un solo pelo.

ARTAS señala mediante círculos de colores los tipos de folículos que intervienen en la operación: un círculo verde identifica el bulbo piloso a extraer, un círculo violeta el que será extraído a continuación y círculos de color azul señalan los folículos ya extraídos.

Si el robot detecta algún problema en el transcurso de la intervención, se para de inmediato hasta que el mismo es solucionado. Este problema puede ser un folículo desplazado de su nicho o un movimiento involuntario del paciente.

Al finalizar, los folículos extraídos son cuidadosamente recogidos por el equipo del doctor Bran. Los médicos analizarán los pelos con el microscopio y los depositarán de uno en uno en un líquido formado por suero y sangre del propio paciente. Con ello tendrán todo preparado para la siguiente y última fase del trasplante, consistente en el injerto del nuevo cabello mediante la técnica FUE de microinjerto capilar (el nuevo cabello se injerta folículo por folículo).

ARTAS tiene capacidad para extraer más de 1.000 folículos capilares por hora y puede implantar más de 700 unidades en una hora.

¿Quién es el doctor Eduardo López-Bran?

El doctor López-Bran es uno de los mayores expertos internacionales en trasplantes de pelo y Dermatología Estética. Además de fundador y director de la clínica IMEMA, es Jefe del Servicio de Dermatología del Hospital San Carlos de Madrid y Director del Instituto de Enfermedades y Cirugía de la Piel del Hospital Clínico San Carlos de Madrid. Y en 2016 fue nombrado miembro del Consejo Asesor Médico Mundial de Restoration Robotics, un órgano de consulta formado por algunos de los mejores especialistas en trasplante de pelo de todo el planeta.

Como referente en su especialidad, el doctor López-Bran es una presencia constante en numerosos medios de comunicación nacionales e internacionales, que acuden a él cuando abordan temas relacionados con la calvicie y las últimas tecnologías en trasplantes.

robot pelo

¿Quién puede recibir un trasplante de pelo con el robot ARTAS y la técnica FUE?

 No todos los individuos pueden recibir un trasplante de cabello pues es fundamental contar con una zona dadora o donante suficiente. Esta zona, en los hombres, es la que comprende de una oreja a otra (con forma de herradura) mientras que, en las mujeres, es la zona de la nuca.

La zona donante debe tener un espesor, densidad, anchura y longitud del cuero cabelludo mínimos para poder proceder al trasplante. Puesto que la zona dadora es limitada y finita, es muy importante no destruir accidentalmente folículos capilares en el proceso de extracción.Gracias a la utilización del robot ARTAS y la experiencia del equipo de la clínica IMEMA, comandado por el doctor López-Bran, la destrucción de unidades capilares es mínima (inferior al 2% en cada intervención).

Además, otro factor decisivo para aprovechar de forma adecuada los recursos que proporciona la zona dadora y que la extracción sea productiva es la conservación de las unidades foliculares. Esta conservación debe efectuarse en unas condiciones especiales durante el tiempo que están fuera del organismo hasta que son implantadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *