Procedimiento para implantar carillas dentales

Las carillas dentales son finas prótesis que se colocan en la superficie anterior de los dientes, cubriendo su aspecto exterior para conferirles una imagen atractiva a la par que natural. Habitualmente, su uso se debe a la necesidad o deseo de corregir dientes manchados, fracturados, desalineados, desiguales, desgastados o con una separación antiestética. Las carillas dentales están hechas de una fina capa de porcelana colocada sobre la superficie frontal del diente.

Una vez colocadas, este tipo de tratamiento es de gran durabilidad, pero al igual que los dientes normales, pueden romperse o astillarse. Decir también que existen dos tipos de carillas dentales, las de composite, más económicas y las de porcelana algo más caras.

¿Cuál es el procedimiento para implantar una carilla dental?

Conseguir una carilla dental requiere generalmente tres visitas al dentista, una para una consulta otra  para hacer el molde  y la tercera para colocar las carillas. Uno o varios dientes pueden ser recubiertos simultáneamente dependiendo de la dentadura del paciente, o de cuantas piezas dentales dese corregirse.

Diagnóstico y planificación del tratamiento

Este primer paso implica la participación activa entre paciente y dentista. Durante esta cita, el dentista examinará los dientes para asegurarse de que las carillas dentales son apropiadas y explicara lo que implicará el procedimiento y algunas de sus limitaciones. El odontólogo puede hacer radiografías y posiblemente hacer impresiones de la boca y los dientes, con el fin de conseguir el mejor resultado final.

carillas dentales

Preparación

Para preparar la boca para una carilla, el dentista removerá aproximadamente medio milímetro de esmalte de la superficie del diente, que es aproximadamente igual al grosor de la carilla a ser agregada. Antes de recortar el esmalte,  el dentista y el paciente decidirán sobre la necesidad de anestesia local para adormecer el área. Entonces hará un modelo o impresión de la pieza dental o de las piezas dentales. Este modelo se envía a un laboratorio dental, que construye su carilla. Por lo general, el dentista tarda de 1 a 2 semanas en recibir las carillas del laboratorio. Para los dientes muy antiestéticos, se pueden colocar carillas dentales temporales.

Unión

Antes de que la carilla dental se fije permanentemente a los dientes, el dentista lo colocará temporalmente para examinar su ajuste y color. El profesional removerá y recortará repetidamente según sea necesario para lograr el ajuste adecuado; el color de la chapa se puede ajustar con la tonalidad del cemento que se va a utilizar.

A continuación, para preparar la dentadura para la carilla, esta será limpiada y pulida para permitir un proceso de unión fuerte. Se aplica un pegamento, que luego se coloca sobre el diente.

Una vez colocado correctamente, el dentista aplicará un rayo de luz especial a la carilla dental, que activa los productos químicos en el cemento haciendo que endurezca o seque muy rápidamente. Los pasos finales consisten en remover cualquier exceso de pegamento, evaluar su mordida y hacer los ajustes finales necesarios. El dentista puede pedirle que regrese para una visita de seguimiento en un par de semanas para verificar cómo están respondiendo las encías a la carilla y para examinar una vez más su colocación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *