Que es la Demencia

Es una enfermedad causada por el deterioro progresivo e irreversible de la esfera cognitiva, repercutiendo directamente sobre la memoria, la percepción y la habilidad para resolver problemas, el juicio entre otras.

Prevalece en los adultos mayores siendo de 5% la probabilidad en individuos con edades mayores a los 65 años, mientras que esta probabilidad aumenta hasta 50% a la edad de 85 años, esto no excluye a las personas jóvenes de padecer este mal aunque es poco probable se han reportado casos de demencia en adultos jóvenes.

Esta es una enfermedad que afecta tanto al núcleo social como a la familia ya que el individuo pierde su independencia y requiere de otros para realizar todas sus actividades, dentro de las estrategias terapéuticas aunque aún no existe cura la educación de los familiares forma parte de la base para que estos individuos sean mejor comprendidos.

Cuadro clínico

La clínica puede llegar a ser muy heterogénea, ya que esta enfermedad poco a poco compromete diferentes áreas cognitivas del individuo, la memoria se ve comprometido, la orientación tiende a fallar al igual que el juicio elementos fundamentales para desenvolverse por sí mismo.

enfermedad causada por el deterioro progresivo e irreversible de la esfera cognitiva, repercutiendo directamente sobre la memoria, la percepción y la habilidad para resolver problemas

La capacidad de ubicar objetos, la habilidad de realizar cálculos, el aprendizaje y el lenguaje se ven cada vez más comprometidos, las actividades diarias y cotidianas se ven interrumpidas por episodios donde el individuo se encuentra desorientado sin saber que realizar al momento.

Es de vital importancia que ante el diagnostico o la duda se tenga sumo cuidado y reportar la presencia de síntomas de alarma como; pérdida de memoria. Desorientado, perdida de la iniciática, personalidad alterada, juicio comprometido, ubicación de objetos errada.

Tipos

Se han descrito principalmente tres tipos de demencia, siendo el alzhéimer también llamada demencia senil la más frecuente, para la cual existe una predilección mayor para el sexo femenino, tenemos la demencia vascular que se observa con mayor frecuencia en hombres tiende a ser el resultado de diferencies lesiones vasculares a nivel cerebral producto de una enfermedad de base, la demencia mixta la cual es una combinación de las dos anteriores.

Diagnostico

Para llegar al diagnóstico es necesario basarse en los hallazgos físicos, el resultado arrojado en el examen mental estudiar exhaustivamente la historia clínica del paciente para poder llegar a un diagnostico final y poder establecer el tratamiento oportunamente.

Nos encontramos con una variedad de enfermedades que pueden ocasionar cuadros similares y que son reversibles como la deficiencia de vitamina B12 o Ácido fólico o la depresión crónica, también al manejar el diagnóstico adecuado nos aseguramos de establecer una meta terapéutica correcta ya que puede confundirse el cuadro con Delirium.

La tomografía axial computarizada y el apoyo de laboratorio son otros elementos a tomar en cuenta para establecer el diagnostico en la demencia y excluir otros diagnósticos

Tratamiento

 El tratamiento de la demencia está comprendido por una serie de recomendaciones dirigidas a la familia para brindar un ambiente seguro y acogedor para el paciente y el apoyo farmacológico siempre y cuando sea necesario.

Primeramente se deben tratar patologías de base como la hipertensión arterial o las dislipidemias, el apoyo nutricional y la hidratación son importantes recordemos que este es un individuo que necesita de apoyo para realizar tareas cotidianas.

Controlar la iluminación y que esta sea suficiente para evitar cualquier accidente y eliminar del hogar objetos que podrían ser causar alguna lesión como espejos, tener retratos de la familia, relojes parece ayudar a identificar a las personas y familiarizarse mejor.

Educar a la familia para que estos puedan brindar el apoyo necesario e involucrarlos con la enfermedad para que se mantenga al tanto de los posibles desencadenantes de los episodios o las conductas que puedan despertar las alarmas.

El apoyo farmacológico ira dirigido a disminuir los síntomas cognoscitivos como la memantina o rivastigmina, contribuyen a retrasar el deterioro, por otro lado para el tratamiento de los síntomas psicóticos se pueden usar tanto antidepresivos como antipsicóticos a bajas dosis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *