¿Qué son las hemorroides?

Para que entendamos el método hemos de decir que todo el mundo tiene hemorroides; la diferencia es que a unas personas se le desarrollan y a otras no. Estas se pueden desarrollar de diferentes formas todas debidas al estrangulamiento de venas o pequeñas arterias que se encuentran en el ano tanto en la zona interna como en la zona externa Por este motivo hemos de decir que existen dos tipos de hemorroides: las hemorroides externas y las hemorroides internas.

Las hemorroides internas

Por regla general las hemorroides internas son sin dolor aunque en algunos casos se lleguen a producir hemorragias. Estas hemorragias son producidas por un mal empleo del papel higiénico u otros medios de higiene personal, qué puede llegar a rasgar las venas o pequeñas arterias estranguladas. Cuando esto ocurre al tratarse de hemorroides internas suelen aparecer las primeras infecciones ya que se encuentran en el interior de la zona anal.

Por el otro lado están las hemorroides externas.

Las externas son mucho más fácil de reconocer ya incluso desde el primer grado, estas hemorroides se suelen ver a simple vista. Por regla general son más visibles que las internas, más dolorosas al encontrarse en la zona exterior y darnos molestias al sentarnos, pero es menos probable que se nos infecten con el paso del tiempo

¿Qué causa las hemorroides?

Incluso en el mundo científico o de la medicina no se ha llegado a un acuerdo, pero si está claro que son diversos factores los que pueden hacer que desarrollemos esta enfermedad física, algunos de ellos son los siguientes:

  • El embarazo
  • El tabaco y el alcohol
  • La genética
  • Una dieta excesivamente dura
  • Realizar un esfuerzo mayor al defecar o realizar un trabajo sentado en la mayor parte del día

hemorroides

Aunque bien es cierto que los estudios más recientes que se han hecho entre la comunidad científica y la comunidad médica, han establecido que las personas que padecen de hemorroides tienen un grado superior de relajación en la zona anal, al juntarse con una dieta que provoque estreñimiento puede llegar a provocar este tipo de enfermedad.

¿Cuáles son sus tratamientos?

Sus tratamientos son múltiples y todos ellos han sido contrastados por diversidad de pacientes. Aunque es cierto que el tratamiento más efectivo es la operación, para poder operar es preciso tener una hemorroide interna o externa al menos de grado 3.
Para más información puede consultar páginas dedicadas a tratamientos caseros, pomadas medicinales, medicamentos farmacológicos, etc…

Existen multitud de webs en las que se nos recomiendan cientos de medicamentos o remedios caseros milagrosos, pero hemos de tener cuidado con lo que probamos y con los remedios caseros que llevamos a cabo. Lo ideal siempre será consultar con su médico de confianza para que este le indique los pasos a seguir. También es importante acuidr al médico en el primer momento de que sospechemos que padecemos almorranas, ya que como todas las enfermedades, si se coge a tiempo siempre se parte con media batalla ganada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *