Tips para mantener una buena salud ocular

Cuando se trata de los ojos, mucha gente olvida que ellos también necesitan de cuidados y no solemos prestarles la atención que merecen. Con el objetivo de que esto no ocurra, aquí os presentamos 6 tips para mantener una buena salud ocular:

1.     Limita los cigarros

Fumar además de ser dañino para los pulmones lo es también para tus ojos. Si fumas las probabilidades de sufrir cataratas, degeneración macular así como un mayor daño al nervio óptico, crecen. Es por eso que si llevas tiempo pensando dejar de fumar, ahora tienes algunos motivos más para seguir intentándolo.

 

2.     Usa gafas de sol

Son muchos los estudios que defienden el uso de las gafas de sol si sales de casa. No importa si el cielo está totalmente despejado o nublado. Los rayos de sol son igual de dañinos. Disponer del tipo de gafa correcta en función del tipo de actividad que vayamos a realizar así como intensidad lumínica donde vayamos a realizarla es importante para asegurarnos una buena protección. Una exposición prolongada e intensa a la luz UV, si no se llevan gafas o las que tienen no disponen del sello de homologación CE de la Unión Europea, aumenta las posibilidades de sufrir cataratas así como degeneración macular.

Es por ello que las opticas disponen de lentes en sus diseños que permiten adaptarse a cada necesidad y actividad. ¿Eres de las personas que disfruta practicando deportes acuáticos? Las lentes polarizadas serán entonces tu mejor opción. Este tipo de lentes reducen el deslumbramiento y brillos en las superficies reflectantes. Pero si lo que estás pensando es hacer un viaje de larga distancia y vas a salir de noche unas gafas con lentes amarillas o naranjas serán tu mejor opción. Importante es por ello, que antes de comprar unas lentes tengas claro cuál va a ser su utilidad.

Tips para mantener una buena salud ocular

3.     Gafas de seguridad

Para cierto tipo de trabajos o deportes este tipo de gafas son imprescindibles si queremos mantener una buena salud ocular y sobretodo evitar riesgos. Un ejemplo son las goggleso gafas protectorasde laboratorio, que suponen una protección necesaria contra posibles salpicaduras de productos químicos. Otro uso de este tipo de gafas de seguridad son las que se usan en trabajos donde el uso de las herramientas es frecuente para evitar así la entrada de pequeñas partículas a los ojos.Deportes como hockey de hielo, motociclismo, raquetbol, aviación o tiro deportivo también pueden ocasionar lesiones oculares si no se hace uso de este tipo de gafas.

 

4.     Tipo de alimentación

Una forma de proteger tus ojos puede empezar por el tipo de alimentación que seguimos. Una dieta en vitamina C, vitamina E, zinc, luteína y ácidos grasos omega 3 ayudan a prevenir problemas de visión relacionadas con la edad como la degeneración macular. Tener un consumo regular de alimentos como espinacas, col rizada, atún, salmón, huevos, nueces, naranjas así como frutas cítricas no sólo es recomendable para mantener una buena salud ocular sino que también ayuda a mantener un peso saludable. Esto disminuye además las probabilidades de sufrir enfermedades relacionadas con la obesidad, como es el caso de la diabetes tipo II. Siendo esta la responsable principal de ceguera en adultos.

 

5.     Medir el tiempo que estamos expuestos a la pantalla del ordenador

Exponer nuestra mirada frente al ordenador durante un periodo de tiempo largo puede causar fatiga visual, dolor de cabeza, resecar los ojos, visión borrosa así como dificultar el enfoque. Para reducir esta probabilidad es recomendable hacer un descanso cada 20 minutos. Basta con que dejemos de mirar a nuestro ordenador y focalicemos nuestra visión en una superficie libre de brillos y contrastes durante unos segundos. Algo que también es recomendable es hacer coincidir la altura de nuestros ojos con la parte superior del monitor de nuestro ordenador.

 

6.     Visita a tu oftalmólogo de forma periódica

Todos, incluidos los niños y los más adultos debemos visitar a nuestro oftalmólogo de forma regular con el fin de examinar nuestra visión y asegurar que todo sigue en orden. Tanto si llevas gafas de vista como si no. Este tipo de examen puede ayudar también a determinar algunas enfermedades oculares como el glaucoma. El cual no presenta síntomas y por lo tanto es difícil de identificar a menos que sea con una visita al oftalmólogo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *