Virus del papiloma humano

Virus que se transmite por contacto directo con las lesiones de tipo verrugosas que origina, se considera una infección de transmisión sexual aunque no se transmite mediante secreciones se ha destacado que el condón resulta no ser un método eficaz para prevenirlo, se han descrito más de 100 tipos de virus de papiloma humano, 30 se transmiten por contacto sexual siendo el 16 y 18 los más oncogénicos capaces de causar lesiones pre neoplásicas que pueden evolucionar a cáncer de cuello uterino, por otro lado tenemos a los tipo 6 y 11 responsables de originar los llamados condilomas acuminados las cuales son lesiones verrugosas que se ubican generalmente en los genitales.

Diagnóstico del VPH

Para llegar al diagnóstico es necesario aislar el virus, confirmar la sintomatología y ubicar la lesión topográficamente ya que según el tipo de virus se encontrara en una región en particular, por ejemplo los tipo 6 y 11 se ubican en los genitales mientras el tipo 16 y 18 prefiere el tejido que se encuentra en el cuello uterino o la uretra.

La citología ha sido el método de cribado por elección para detectar lesiones pre neoplásica o alteraciones en la morfología del cérvix.

La colposcopia emplea una lente con un gran aumento para ver directamente sobre el cuello uterino lesiones sospechosas para lo cual se usa ácido acético o lugol para resaltar las lesiones a este nivel donde está indicada su extracción para realizar la biopsia, la penescopia es un método similar pero empleado en conyugue de la paciente

Existen otros estudios diagnósticos como la reacción en cadena de la polimerasa que se encarga de identificar hasta 13 tipos de virus con poder oncogénico.

Virus de papiloma humano

Tratamiento para el vph

Hasta el momento no existe un tratamiento específico para el virus, pero si para tratar las lesiones, tienden a ser prolongados y deben repetirse ya que estas lesiones pueden reaparecer con el tiempo

Podofilox al 5%

Se debe aplicar en la región afectada cada 12 horas por 3 días para luego retomarlo después de 4 días de descanso, se repite el ciclo hasta 4 veces

Imiquimod

Se aplica directamente en la lesión todas las noches antes de ir a dormir, tres veces a la semana durante 16 semanas, se debe lavar la zona posterior a 6 o 10 horas de haber aplicado el tratamiento.

Resina de podofilino

Se aplica una vez a la semana pequeñas cantidades de la solución, se debe retirar luego de 1 a 4 horas después.

Ácido tricloro-acético

Se aplica en la verruga y se espera que se forme una escarcha blanca para luego retirar los excesos con talco o bicarbonato de sodio.

Tratamiento alternativo para el VPH

Se han desarrollado técnicas innovadoras para tratar las lesiones de tipo verrugosas que han dado resultados similares a la terapia tradicional.

Crioterapia

Consiste congelar las lesiones utilizando empleando nitrógeno liquito o sondas, donde los ciclos de congelamiento descongelamiento se repiten dependiendo de la tolerancia del paciente, esta terapia se puede repetir cada 2 o 3 semanas.

Electrocirugía

Tanto el láser como la electro cauterización han sido métodos efectivos para tratar las lesiones verrugosas pero con una probabilidad de que estas reaparezcan con el tiempo.

Exéresis quirúrgica

Se ha destacado en varias oportunidades que al colocar la anestesia ocurre una separación entre la verruga y el tejido sano lo cual favorece la extracción de la verruga.

Prevención del VPH

Hasta el momento se han desarrollado dos vacunas que cubrirían los tipos 6, 11, 16 y 18, Gardasil y cervarix son los nombres de estas vacunas profilácticas las cuales se colocan hasta 3 dosis, se recomienda iniciar el esquema antes de que la persona comience las relaciones sexuales pero no es excluyente, en la actualidad se encuentra bajo el ojo de millones de personas debido a que e le ha atribuido ser responsable de causar Síndrome de Guillan barre en las jóvenes inmunizadas motivo por el cual han sido prohibidas en España.

Si esta embarazada o cree que puede estarlo puede consultar más sobre el papiloma humano en embarazadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *