ozonoterapia beneficios y tratamiento

¿Qué es la ozonoterapia?

Des hace varios años atrás la ozonoterapia ha ido ganando popularidad debido a los beneficios que puede aportar al cuerpo. Tiene la capacidad de reequilibrar la eficiencia del metabolismo y el sistema inmunológico.

La ozonoterapia aumenta la cantidad de oxígeno en el cuerpo, el cual se encarga de desintoxicar e higienizar de forma natural todo nuestro sistema, y diversos estudios han comprobado que funciona como un antiviral, es antibiótico, fungicida, y lucha contra microbios y parásitos.

Es decir, inactiva hongos, levadura, protozoos, etc. Su acción beneficia a cada célula del cuerpo, que necesitan cantidades adecuadas de oxígeno para que el metabolismo funcione con normalidad. Pero, ¿qué es el ozono?

Desde hace más de 100 el ozono médico ha sido utilizado para higienizar suministros médicos y tratar diferentes afecciones, al tiempo que ayuda prevenir infecciones y complicaciones en heridas.

El ozono es un gas que se compone de  tres átomos de oxígeno (O3) y tiene una estrecha relación con el oxígeno (O2). Es un gas inestable pero, en la ozonoterapia, la administración se lleva a acabo de forma segura con una mezcla de gas ozono-oxígeno puro.

 

¿La ozonoterapia es dañina?

En sí, el ozono es dañino para los pulmones pues los irrita, pero las investigaciones han dado las pruebas de que la ozonoterapia puede tratar otras “zonas” del cuerpo que tienen un sistema antioxidante como la sangre o el colon.

De acuerdo a estas investigaciones, cuando el ozono entra en contacto con los fluidos corporales, se generan más proteínas y glóbulos rojos en el organismo, a modo de reacción, lo que se traduce en un aumento del suministro de oxígeno en el cuerpo. La ozonoterapia ayuda a tratar afecciones en el organismo como:

  • Trastornos respiratorios: Cuando aumentan los niveles de oxígeno en la sangre se reducen los niveles de estrés en los pulmones.
  • Trastornos inmunológicos: Hay hallazgos de que la ozonoterapia puede estimular el sistema inmunológico.
  • Diabetes: La ozonoterapia aplicada en personas con úlceras del pie diabético vieron mejoras en las heridas y disminución en la aparición de infecciones.

 

¿Cómo se administra la ozonoterapia?

La ozonoterapia se administra principalmente mezclando sangre con ozono o enviándolo hacia una cavidad corporal, como los oídos, el colon e incluso la vagina. Y hay dos formas comunes de llevar a cabo la ozonoterapia: La autohemoterapia mayor (AHM) y la insuflación rectal.

Autohemoterapia mayor

Se trata de un procedimiento que toma aproximadamente 30 minutos, el  cual implica la extracción de sangre para que luego pueda ser mezclada con ozono y administrada la sangre de regreso a la vena.

En la autohemoterapia mayor se extraen de 100 a 150 cc de sangre para que pase por la ozonización y luego, vuelve al cuerpo del paciente.

La insuflación rectal

Este procedimiento se lleva a cabo en un lapso de cinco minutos. Consiste tomar una pequeña cantidad de ozono en una bolsa, que luego será empujada hacia el recto; se mantiene durante 30 segundos y se descargar si es necesario.

También hay otras formas de suministrar la ozonoterapia, las cuales son:

  • Autohemoterapia menor
  • Inyección intradérmica.
  • Inyección intramuscular.
  • Inyección intra-articular.
  • Inyección peri-articular.
  • Inyección paravertebral.
  • Inyección intradiscal.
  • Infusión directa intravenosa lenta.
  • Tratamiento cutáneo externo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.