La terapia cognitiva es un método de evaluación en psicología que permite conocer como los pensamientos y percepciones pueden afectar a un individuo, el objetivo de la terapia cognitiva  dispersar los pensamientos negativos de la persona para que a partir de ahí pueda entrar en un estado de equilibrio, mejorando su estado afectivo y emocional mejorando la toma de decisiones.

En el año 1955 el Albert Elis crea la reconocida terapia racional emotiva conductual (TREC), posterior a ello Aarón Beck quien basándose en esta terapia la restructura creando la terapia cognitiva que conocemos hoy en día.

consejosSegún lo planteado por Aarón Beck los sentimientos, pensamientos y comportamientos se encuentran interconectados, que a través de la identificación y modificación de los pensamientos distorsionados, las personas pueden superar las dificultades y cumplir con los objetivos planteados durante la terapia.

La teoría cognitiva

Aarón Beck considerado el padre de la Terapia cognitiva, durante su trabajo con pacientes con depresión observo que imperaban una serie de pensamientos negativos espontáneos a los cuales llamo “pensamientos automáticos” los llego a clasificar en tres grupos de acuerdo a su contenido.

  • Ideas negativas sobre sí mismos.
  • Pensamientos negativos sobre el mundo.
  • Pensamientos negativos sobre el futuro.

Con el tiempo observo que estos pensamientos automáticos eran aceptados como válidos por los pacientes, valiéndose de la terapia cognitiva comenzó a evaluar a los pacientes y ayudándolos a pensar de forma más realista fortaleciendo la funcionalidad emocional y conductual

La terapia cognitiva produjo intervenciones exitosas donde tras educar a los individuos, permitiéndoles reconocer sus propios pensamientos distorsionados, los llevo a un estado de plenitud y los ayudo en un futuro a manejar estos pensamientos si llegaban a presentarse nuevamente.

La terapia cognitiva se usa ampliamente en personas con depresión, para tratar la ansiedad, conflicto entre parejas, estrés, situaciones donde los pensamientos negativos influyen en el trabajo entre otros.

Qué es la terapia cognitiva

¿Quiénes realizan la terapia cognitiva?

La terapia cognitiva es llevada a cabo por profesionales en el área de la salud y las ciencias de la conducta, incluyendo a terapeutas, psicólogos, sexólogos, médicos con entrenamiento en terapia cognitiva, psicopedagogos entre otros.

¿En qué consiste la terapia cognitiva?

La terapia cognitiva va dirigida a individuos que quieran reconocer sus propios  pensamientos, para conocer si los mismos son exactos o no, la terapia cognitiva identifica estos pensamientos para determinar si son positivos o negativos.

mundo terapiaPor ejemplo en un individuo que ha tenido un fracaso recientemente y que ha asumido un sentimiento de derrota donde se autoproclama “Soy un fracasado, no consigo hacer nada bien”, este tipo de pensamiento termina por manifestarse en el comportamiento del individuo afianzando las emociones negativas, fortaleciendo los pensamientos derrotistas y consolidando el comportamiento negativo.

La terapia cognitiva se encargara de evaluar y re direccionar estos pensamientos negativos, modificando el patrón negativo de la vida del individuo, aumentando los pensamientos positivos, incrementado la voluntad del paciente para que pueda asumir los retos de su vida sin caer en conductas negativas.

La terapia cognitiva busca desarrollar habilidades en cada individuo que aborda, el terapeuta trabajara con el paciente bajo un esquema de aprendizaje y práctica para fomentar el desarrollo y fortalecimiento de actitudes positivas para evitar recaídas en un futuro.

Otras terapias cognitivas

Terapia cognitiva basada en la conciencia

La terapia cognitivo basa en la conciencia se encarga de reducir las recaídas y recurrencia de la depresión, contribuyendo con individuos en los momentos de mayor vulnerabilidad.

Emplea la terapia cognitiva tradicional, la meditación, y estrategias más recientes en la psicología.

Terapia racional emotiva conductual

Desarrollada por Albert Elis, al igual que Aarón Beck llego a la conclusión de que los pensamientos negativos podrían llegar a ser autodestructivos término desarrollando la llamada Terapia racional emotiva conductual, la cual consiste en orientar al individuo a la acción y la gestión de dichas creencias modificando los comportamientos irracionales.