remedios para las anginas

Remedios para la inflamación de anginas

Las anginas (amígdalas) están ubicadas en la en la parte posterior de la garganta y tienen como función en nuestro organismo combatir las bacterias y los virus que ingresan por la nariz y la boca; su inflamación es una de las afecciones más comunes.

Generalmente cuando hay inflamación de anginas (o amigdalitis) ocurre una molestia al deglutir o beber agua, también cuando comemos alimentos “pesados” o duros. Sin embargo, podemos tratar esta infección en casa de forma fácil.

En este artículo, vamos a hablar de cuáles son los mejores tratamientos caseros y remedios para la inflamación de anginas.

 

¿Cómo puedo aliviar la inflamación de anginas en casa?

Lo principal que hay que saber es que los líquidos calientes o tibios ayudan a aliviar el dolor de garganta, por lo que los tés, infusiones o sopas, son ideales. En concreto, se recomienda ingerir un té que contenga miel o manzanilla.

Por otro lado, la sal y el agua oxigenada (diluidas en agua) son dos elementos que pueden ayudarte a higienizar y desinfectar las amígdalas, por lo que la inflamación irá disminuyendo. También ayuda comer alimentos fríos y blandos como:

  • Helado
  • Yogur
  • Chupar paletas frías
  • Beber agua fría o jugos fríos

Sin embargo, los caramelos duros (o chicles) como los Halls, y sus variantes, tienen mentol o menta, son buenos para aliviar la molestia de la garganta, ya que producen una sensación de entumecimiento y enfriamiento.

Como dijimos, lo recomendables es no ingerir ningún alimento duro, ya que puede agravar el proceso de cura y puede ser muy doloroso. Así que será mejor evitar comer algo que contribuya a la inflamación en irritación.

Las galletas, papas fritas, el cereal seco, maní, nueces o manzanas crudas, no son nada recomendables si hay inflamación de anginas.

 

Más remedios caseros para tratar la inflamación de anginas

Aunque no lo cresas, la canela tiene propiedades antimicrobianas, que ayudan al proceso de aliviar la inflamación de las anginas, pues reprime el crecimiento de bacterias y otros microorganismos.

Asimismo, ayuda a reducir la hinchazón y el dolor de la zona afectada. Para usar la canela en tus curas, solo debes hacer lo siguiente:

  • Agregas una cucharadita de canela en polvo a un vaso de agua caliente.
  • Luego lo mezclas con dos cucharadas pequeñas de miel.
  • Procedes a tomarlo lentamente mientras aún está caliente, para que haga efecto.

Se recomienda realizar esta ingesta dos o tres veces al día durante una semana para ver cómo reaccionan las anginas.

Otras opciones

Vale destacar que si has tratado de forma natural tu afección y no ves mejora, siempre puedes combinar el proceso con analgésicos como: paracetamol o ibuprofeno, que ayudan a aliviar el dolor y a controlar la fiebre.

Además, puedes ir a tu farmacia de confianza y preguntar por las tabletas especiales para el dolor de garganta. Por otro lado, puedes tratar con algunos aerosoles y las gárgaras con anestésicos, antiinflamatorios y antisépticos que actúan directamente en la garganta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *